Preguntas comunes

¿Cómo debo cuidar la boca de mi hijo?

Para que la boca de un niño se desarrolle y crezca debidamente, los dientes temporales (de leche) deben estar sanos.

Es responsabilidad de los padres que el niño se habitúe desde pequeño a mantener un cuidado adecuado de su boca mediante hábitos dietéticos, higiénico, etc. adquiridos en casa, y mediante la visita periódica al dentista.

¿Deben empastarse los dientes de leche?

Los dientes temporales, o dientes de leche, cumplen importantes funciones, por lo que deben ser vigilados y tratados como si de la dentición permanente se tratara. Una dentición sana ayuda al niño en su alimentación y crecimiento; y su desarrollo social, gracias a una estética adecuada y una correcta pronunciación.

La dentición temporal puede verse afectada por numerosas alteraciones que en muchas ocasiones pueden ser fácilmente tratadas, lo que permite mantener el diente en boca el tiempo suficiente para la correcta erupción del permanente.

De estas afecciones, las dos que con mayor frecuencia se producen son las caries y los traumatismos.

Los dientes temporales afectados por caries deben ser obturados (empastados) de forma similar a como se hace con los definitivos.

Una caries muy profunda en un diente temporal puede provocar alteraciones en el definitivo que tiene que erupcionar.


¿A qué edad debo llevar a mi hijo al dentista?

Muchos padres se preguntan a qué edad pueden llevar a su hijo al dentista.

Se recomienda realizar la primera consulta al dentista a los tres años de edad. A esta edad es cuando ya han erupcionado todos los dientes temporales. Es decir, que un niño de tres años debe tener en cada arcada cuatro incisivos dos caninos y cuatro molares. Sumando un total de veinte piezas dentarías.

Los niños menores de tres años deben acudir a la consulta dental si los padres observan alguna anomalía en el color, número o tamaño de los dientes, si sucede algún golpe o traumatismo en la región orofacial, o aprecian cualquier otra alteración.

¿En qué consiste la primera visita al dentista?

La primera visita al dentista es el primer contacto del niño con el odontopediatra. Nuestro objetivo es que sea una consulta lo más relajada posible, donde poder establecer los primeros lazos, viendo al niño en su conjunto global.

El objetivo principal es que disfrute con ella y que vuelva con gusto; se le harán algunas preguntas, una completa exploración bucal y, si son necesarias, radiografías.

Después de la primera consulta es preferible que los padres aguarden en la sala de espera. La razón principal es que así se permite al dentista establecer una relación directa y estrecha con el niño. Si hay otras personas en la consulta, la atención del niño está dividida y es difícil lograr su confianza.

En ellas se realizará:

  • Control de higiene y dieta.
  • Exploración completa con diagnostico de caries y alteraciones dentarias (puede que sea necesario realizar radiografías), exploración de tejidos blandos y mucosas.
  • Evaluación del recambio dentario y la oclusión (mordida).

¿Qué cuidados dentales veden tener las mujeres embarazadas?

No es inusual que una mujer embarazada desarrolle encías inflamadas y sangrantes.

Esto puede ser prevenido usualmente, o por lo menos aminorado, con el cepillado y utilización de hilo dental diariamente. Visitar al dentista también es importante porque la mujer puede tener caries o enfermedad de las encías que requiera tratamiento. La mayoría de los dentistas prefiere no tomar rayos X o realizar tratamientos complicados durante el primer trimestre. Y debido a que puede ser incómodo acostarse en la silla dental en el último trimestre, el segundo trimestre es usualmente la mejor época para el tratamiento dental.

¿Está bien si mi niño se chupa su dedo?

Chuparse los dedos es normal para los infantes; la mayoría dejan de hacerlo por ellos mismos alrededor de los 2 años de edad. Si su niño continúa, intente retirar el hábito alrededor de los 4 años de edad. Chuparse los dedos después de la edad de 4 puede causar dientes torcidos, amontonados o problemas de mordida.

¿Está bien si mi bebé utiliza un chupete?

Sí, pero no lo sumerja en azúcar, miel o líquido endulzado. Además, intente que su niño deje de usar su chupete a la edad de 2 años. Tenga en mente que mientras que el chupete y chuparse el dedo no creen ninguna alteración en la salud del niño, el chupete puede ser una mejor opción porque puede ser más fácil retirar que el hábito de chuparse el dedo.

¿Cuándo debo de empezar a limpiar los dientes/encías de mi bebé?

Comience a limpiar las encías del bebé dentro de los primeros días de nacido. Esto acostumbra al bebé a tener su boca limpia. El cepillado diario debe empezar una vez que su primer diente haya salido, pero continúe limpiando y masajeando las encías donde aún no hay dientes.

¿Cuál es la mejor forma de cepillar los dientes de un niño?

Utilice un cepillo pequeño de cerdas suaves. Utilice un movimiento circular o movimiento de vaivén en toda la superficie del diente, especialmente en donde se juntan el diente y la encía. Una vez que su hijo tenga la capacidad de escupir, utilice una cantidad pequeña de pasta dental con fluoruro del tamaño de un guisante sobre el cepillo.

¿Cuándo debo empezar a utilizar pasta dental con fluoruro para mi niño?

Cuando su niño tenga la capacidad de escupir. El flúor es seguro y necesario para mantener los dientes fuertes, pero únicamente a niveles adecuados. Los niños menores tienden a tragarse la pasta dental en niveles excesivos y esto puede causar fluorosis, que causa la decoloración de los dientes.

¿Cuándo sucede el recambio dentario?

El recambio dentario es el proceso por el que erupciona la dentición permanente que sustituye a la dentición temporal. Este periodo comienza a los seis años y termina a los doce años aproximadamente. Los primeros dientes en erupcionar suelen ser los incisivos inferiores que aparecen a la vez que erupciona el primer molar permanente, detrás del último molar temporal.

El recambio dentario debe ser supervisado en las revisiones periódicas para detectar cualquier anomalía lo antes posible.